Si la automatización del trabajo es el progreso, habrá que ir pensando en la gente

Esta fue una semana caótica para Londres a causa de la huelga de los sindicatos Assaf y RMT del metro y del tren de Southern Rail. Y yo lo sufrí porque mi hotel estaba en Eailing, zona particularmente recomendable por precio y calidad de hoteles y restaurantes, pero sólo si el metro funciona perfectamente.

La razón de la huelga fue que han decidido comenzar a reemplazar las taquillas (y el personal de venta de billetes) por máquinas expendedoras automáticas. La verdad es que me sorprende que en Londres se movilicen por estas causas, porque la automatización está presente en todas partes y el desplazamiento de la mano de obra ya parece asumido por todo el mundo. En las tiendas de barrio ya no está el típico paquistaní cobrando en la caja, sino que hay cuatro o cinco  máquinas autoservicio de cobro con TPV (datáfonos) clásicos o para huella digital (como las de IKEA en España). Burberry, Banana Republic, All Saints, Zara y otras tiendas de moda de la zona de  Regent Street utilizan tecnología Beacon (UUID) para acciones de marketing de proximidad y personalización en el canal. No pasará mucho tiempo para que comiencen a despedir personal.

¿Qué trabajadores tienen más posibilidades de ir al paro a causa de la automatización y la robótica?

En un artículo del blog de World Economic Forum (Worried about AI taking your job? It’s already happening in Japan) describen la decidida tendencia empresarial de sustituir trabajadores por agentes autónomos e inteligencia artificial en Japón y en Estados Unidos.

Los sectores más afectados de esta tendencia según Carl Benedikt Frey y Michael Osborne pueden verse en el siguiente gráfico. Hay dos ondas de informatización, separadas por una “meseta tecnológica”. En la primera ola, se encuentran los trabajadores del sector transporte y logística, la mayor parte de los trabajadores de oficina y de apoyo administrativo y la mano de obra en actividades de producción. Todos estos sectores serán sustituidos por ordenadores, inteligencia artificial, vehículos autónomos con sensores más sofisticados y robots industriales.

Ya sabemos cuales serán los sectores más afectados, ¿quién está pensando en la gente que se quedará al margen del sistema?. Ya lo sé. Nadie.

Fuente del gráfico: Carl Benedikt Frey y Michael A. Osborne (2013) The Future of Employment: How Susceptible are Jobs to Computerisation? (PDF)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *